Agarraos a los asientos – Las Mujeres que Lucharon por la Desegregación del Transporte en EE.UU.

Uno de los derechos humanos fundamentales es la libertad de movimiento. La capacidad de trasladarse de un lugar a otro es una necesidad humana básica y una de las piedras angulares de la libertad humana en general y de la libertad e independencia de las mujeres en particular. Por lo tanto, no es sorprendente que varias de las batallas por los derechos humanos se produjeran en el contexto del tráfico y el transporte (es decir, hacer legal que las mujeres conduzcan).

La lucha por la libertad de movimiento en el transporte público es famosa en relación con el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos. Aunque muchas mujeres lideraron las protestas contra la discriminación en el transporte público, sus nombres apenas se han mencionado en el discurso público y en los estudios de historia.

Entre las acciones que emprendieron las mujeres para luchar contra la discriminación se encontraban unirse a los viajes por la libertad, organizar protestas y boicots, viajar en los tramos para blancos de los autobuses, y mucho más. Fueron golpeadas, detenidas, multadas y pagaron un precio social por su activismo.

Uno de los acontecimientos más famosos de la historia mundial es la negativa de Rosa Parks a abandonar su asiento en el autobús de Montgomery, Alabama. Tras su detención, el Consejo Político de Mujeres de Montgomery organizó a la comunidad y lanzó el Boicot a los Autobuses de Montgomery. Tras 13 meses de protestas, el Tribunal Supremo de Estados Unidos dictaminó que la segregación racial en los autobuses era inconstitucional. Pero no muchos saben que esta victoria de Parks y las demás activistas se produjo 101 años después del primer caso conocido de una mujer que se negó a ceder su asiento en un autobús: Elizabeth Jennings Graham.

Incluso en el siglo XXI, la libertad de movimiento de las mujeres sigue estando restringida en algunas partes del mundo. Esa es una de las razones por las que es importante leer las historias de las mujeres que formaron parte de la lucha por la desegregación del transporte en Estados Unidos e inspirarse para continuar las luchas actuales.

A continuación figura una lista de mujeres que se negaron a ceder sus asientos en el autobús, desde Graham hasta Parks, luchando por el derecho fundamental a la libertad de movimiento, la igualdad y la desegregación.



Nueva York, 1854

Elizabeth Jennings Graham, 1827-1901, educadora y fundadora de la primera guardería para niños afroamericanos en Nueva York.

El domingo 16 de julio de 1854, Jennings, de 27 años, tenía prisa por llegar a tiempo a la Iglesia de la que era organista. Subió a un tranvía sólo para pasajeros blancos en la esquina de Pearl Street y Chatham Street. Cuando se negó a bajar, el revisor la obligó a hacerlo. Tras el incidente, publicó una carta en el Nueva York Tribune e interpuso una demanda contra el conductor, el revisor y la compañía ferroviaria. El incidente, la carta y la demanda inspiraron a la comunidad afroamericana de Nueva York a crear un movimiento para acabar con la discriminación racial en los tranvías. Ganó el caso en 1855 y, en 1865, todos los sistemas de transporte de la ciudad de Nueva York estaban liberalizados.

Lea más sobre ella aquí.

California, 1863

Charlotte Brown, 1839-?, educadora y fundadora de escuelas.

El 17 de abril de 1863, Brown abordó el tranvía tirado por caballos del Ferrocarril Omnibus en San Francisco cuando se dirigía a una cita médica. El revisor se negó a aceptar su billete y le exigió que se bajara del tranvía. Cuando Brown se negó, el empleado del tranvía la sacó a la fuerza. Ella y su padre demandaron a Omnibus Railroad Company; ganaron pero sólo recibieron una indemnización de 5 céntimos, el precio del billete. Apelaron y presentaron otra demanda cuando volvieron a ser sacados a la fuerza de otro tranvía. El 5 de octubre de 1864 ganaron y recibieron 500 dólares.

Su caso allanó el camino para más demandas que desafiaban la segregación en los tranvías.

California, 1866

Mary Ellen Pleasant, 1814-1904, la “Madre de los derechos civiles en California” y la primera millonaria afroamericana hecha a sí misma.

En 1866, a Pleasant y a otras dos mujeres de raza negra se les negó el servicio en un tranvía de San Francisco. Pleasant interpuso una demanda contra la Omnibus Railroad Company, pero la retiró cuando la compañía prometió eliminar la segregación en sus tranvías. Otra demanda, Pleasant contra North Beach & Mission Railroad Company, llegó hasta el Tribunal Supremo de California. Al cabo de dos años, Pleasant ganó y las líneas de tranvías pasaron a ser no segregadas.

Lea más sobre ella aquí.



Virginia, 1868

Kate Brown, 1840-1883, empleada del Senado de EE UU.

El 8 de febrero de 1868, Brown subió al “vagón blanco” del tren de Alexandria, VA, a Washington, DC.
Al negarse a cambiar de vagón por orden del policía ferroviario, fue sacada violentamente del vagón, arrastrada por el andén y golpeada duramente.

Tras recuperarse, Brown demandó a la compañía ferroviaria por daños y perjuicios y el tribunal de distrito le concedió 1.500 dólares. La compañía apeló y el caso llegó al Tribunal Supremo de Estados Unidos. El 17 de noviembre de 1873, el Tribunal dictaminó que la segregación racial en las líneas ferroviarias era discriminación y que todos los pasajeros debían recibir el mismo trato.

Tennessee, 1884

Ida B. Wells-Barnett, 1862-1931, educadora, reportera de investigación, sufragista y destacada activista de los derechos civiles.

El 4 de mayo de 1884, Wells compró un billete de tren para el vagón de señoras de primera clase de Memphis a Woodstock; el revisor del ferrocarril de Chesapeake y Ohio le pidió que se trasladara de su asiento en el vagón de señoras al abarrotado vagón de fumadores. Se negó y la sacaron a la fuerza del tren. Wells contrató inmediatamente a un abogado para demandar a la compañía ferroviaria. Ganó su caso en el tribunal de circuito de Memphis en 1884, pero la compañía ferroviaria apeló ante el Tribunal Supremo de Tennessee, que revocó la sentencia del tribunal inferior en 1887. Este incidente motivó a Wells a dedicar su vida a luchar por la justicia racial y de género, y se convirtió en una de las líderes y activistas por los derechos civiles más destacadas de su época, inspirando a muchas generaciones venideras.

Lea más sobre ella aquí.

Virginia, 1904

Maggie L Walker, 1864-1934, empresaria, educadora y líder comunitaria. Fue la primera mujer de Estados Unidos que fundó un Banco y lo presidió.

Cincuenta años antes del boicot a los autobuses de Montgomery, en 1904, Walker dirigió con éxito el boicot de la comunidad afroamericana de Richmond contra la Virginia Passenger and Power Company por su política de segregación en los asientos de los tranvías de Richmond. La empresa quebró en menos de un año.

Lea más sobre ella aquí.


Virginia, 1906

Barbara E. Pope, 1854-1908, profesora, escritora y activista del Movimiento del Niágara.

El 7 de agosto de 1906, Pope subió al tren de Washington, DC, a Virginia, sentada en la sección “sólo para blancos” del vagón. Cuando el tren cruzó a Virginia, el revisor le pidió que se moviera. Se negó, la sacaron del tren, la detuvieron y el Juez de la ciudad le impuso una multa de 10 dólares. Con la bendición de otros activistas del Movimiento Niágara, apeló. Finalmente, el Tribunal Supremo de Virginia anuló el veredicto y le devolvió la multa. Entonces, Pope demandó a la Southern Railway Company, solicitando 20.000 dólares por daños y perjuicios. En junio de 1907, el Tribunal Supremo del Distrito de Columbia falló a su favor pero redujo la indemnización a un céntimo.

Fue uno de a href=»https://amzn.to/3iuNdIk» target=»_blank» rel=»noopener»>los primeros casos de desegregación del tránsito en el Sur.

Carolina del Norte, 1938

Ellen Harris.

El 12 de febrero de 1938, Ellen Harris viajaba en la parte trasera del autobús en Durham, Carolina del Norte. El autobús apenas tenía asientos vacíos cuando subió un hombre blanco, por lo que el conductor le pidió que se desplazara al extremo Este de la parte trasera. Ella se negó, pero sugirió bajarse si le devolvía el importe del billete. El conductor del autobús detuvo a Harris por violar las leyes de segregación. Fue declarada culpable y multada con 10 dólares. Recurrió el caso ante el Tribunal Superior y fue declarada culpable. Luego apeló ante el Tribunal Supremo de Carolina del Norte, donde el juez revocó su condena penal. Harris siguió adelante y presentó una demanda civil por valor de 15.000 dólares contra la Durham Public Services Company. Llegó a un acuerdo por una cantidad no revelada.



Virginia, 1940

Pauli Murray, 1910-1985, abogada, escritora, educadora y ministra.

Quince años antes del incidente de Rosa Parks, en marzo de 1940, Murray y su amiga Adelene Mcbean tomaron su autobús desde Petersburg, Virginia, para visitar a su familia en Durham, Carolina del Norte. Pasaron de los asientos rotos de la sección negra a la zona blanca. Ante su negativa a volver a la parte trasera, la policía las detuvo y las metió en la cárcel. Murray y Mcbean fueron condenados por alteración del orden público. La Liga de Defensa de los Trabajadores pagó la multa.
Este incidente impulsó a Murray a hacerse abogada y seguir una carrera en derecho de los derechos civiles.

Lea más sobre ella aquí.

Florida, 1943

Dovey Johnson Roundtree, 1914-2018, Oficial del Cuerpo Femenino del Ejército, Abogada y Ministra.

En el invierno de 1943, Dovey Johnson era Oficial del primer Cuerpo Auxiliar del Ejército Femenino Afroamericano. Subió a un autobús en Miami lleno de miembros del servicio y se sentó entre marines blancos en la parte delantera. El conductor del autobús exigió a Roundtree que cediera su asiento a un hombre blanco y la amenazó con detenerla. La desalojó del autobús y la dejó en la estación. Este incidente animó a Roundtree a convertirse en abogada que lucha contra la segregación. En 1955, ganó el hito del caso Keys contra Carolina Coach Co cuando la Comisión Interestatal de Comercio prohibió la segregación en los viajes interestatales en autobús.

Virginia, 1944

Irene Morgan, 1917-2007, trabajadora de una cadena de producción y más tarde propietaria de una pequeña empresa.

El 16 de julio de 1944, Morgan subió al autobús Greyhound para regresar a su casa en Baltimore, Maryland, de una visita familiar en Virginia. Cuando el conductor del autobús le pidió que cediera su asiento a una pareja blanca, ella se negó y luchó físicamente hasta que llegó la policía para sacarla del autobús. Morgan fue detenida. Ante el tribunal, se declaró culpable de la acusación de resistencia a la autoridad, pero se negó a declararse culpable de la violación de la segregación, ya que Maryland no aplicaba la segregación en los viajes interestatales.
Morgan perdió el caso en el Tribunal Supremo de Virginia; después lo llevó ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos. En 1946, ganó cuando el tribunal dictaminó que la Ley Estatal de Virginia que obligaba a la segregación en los autobuses interestatales era inconstitucional.



Alabama, 1949

Jo Ann Robinson, 1912-1992, educadora, líder del Consejo Político de Mujeres (WPC) e iniciadora del boicot a los autobuses de Montgomery.

En 1949, un conductor de autobús atacó verbalmente a Robinson por sentarse en la sección “sólo para blancos” del autobús en su ciudad natal, Montgomery, Alabama. Temiendo una escalada, abandonó el autobús. Robinson quiso organizar un boicot, pero no consiguió el apoyo de los miembros del WPC. Un año después, se convirtió en Presidenta del WPC y luchó contra los abusos en los autobuses. El 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks se negó a ceder su asiento y fue detenida. Robinson reunió a otras organizaciones civiles y a la comunidad de Montgomery y, el 3 de Diciembre de 1955, lanzó un boicot al sistema de autobuses de Montgomery. El boicot duró poco más de un año. Se convirtió en el rostro del movimiento, atrajo la atención nacional y presionó a los tribunales para que fallaran en contra de la segregación.

Alabama, 1951

Lillie Mae Bradford, 1928-2017, trabajadora de la salud y la infancia.

El 11 de mayo de 1951, de camino a casa en un autobús urbano en Montgomery, Alabama, el conductor del autobús marcó el billete de Bradford por un precio equivocado y se negó a devolverle el importe. Bradford se sentó en la sección de los blancos, negándose al traslado. La policía la detuvo por alteración del orden público hasta que un vecino pagó su fianza.

Carolina del Norte, 1952

Sarah Louise Keys, nacida en 1928 o 1929.

El 1 de agosto de 1952, Sarah Louise Keys, funcionaria del Cuerpo Femenino del Ejército, subió a un autobús interestatal desde su estación en Nueva Jersey para visitar a su familia en Washington, Carolina del Norte. Cerca de medianoche, el autobús llegó a Roanoke Rapids, Carolina del Norte, y se detuvo para cambiar de conductor. El nuevo conductor exigió a Keys que pasara a la parte trasera y cediera su asiento a un marine blanco. Keys se negó. El conductor trasladó a los pasajeros a otro autobús y detuvo a Keys. Pasó 13 horas en una celda y le impusieron una multa de 25 dólares por alteración del orden público. En noviembre de 1955, tras tres años de lucha, ganó el caso Keys contra Carolina Coach Company, cuando la Comisión de Comercio Interestatal prohibió la segregación en los autobuses que cruzaban fronteras estatales. Pasaron seis días antes de que Rosa Parks fuera detenida en Montgomery, Alabama.



Alabama, 1955

Claudette Colvin, nacida en 1939, enfermera.

El 2 de marzo de 1955, nueve meses antes del incidente de Rosa Parks, Colvin, de 15 años, cogió el autobús de la escuela a su casa en Montgomery, Alabama. Cuando el autobús se llenó y no quedaban asientos libres, el conductor pidió a Colvin que se pusiera detrás y se quedara de pie. Se negó, la sacaron a la fuerza del autobús y la detuvieron. Colvin era activista de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP), pero no la pusieron delante como a Parks porque era una adolescente embarazada.

Inicialmente fue acusada de alteración del orden público, violación de las leyes de segregación y agresión a un agente de policía. Fue declarada culpable de este último cargo.

En 1956, fue una de las cinco demandantes en el caso Browder contra Gayle, junto con Aurelia S. Browder, Susie McDonald, Mary Louise Smith y Jeanetta Reese.


Alabama, 1955

Aurelia Browder, Mary Louise Smith, Susie McDonald y Rosa Parks.

El 19 de abril de 1955, ocho meses antes de la detención de Rosa Parks y un mes después de la de Claudette Colvin, Aurelia Browder (1919-1971) fue detenida por sentarse en la sección blanca de un autobús urbano público en Montgomery, Alabama. Browder fue condenada y multada.

El 21 de octubre de 1955, Mary Louise Smith (nacida en 1937) y Susie McDonald se negaron a ceder sus asientos en Montgomery; fueron detenidas y acusadas de no obedecer las órdenes de segregación.

El 1 de diciembre de 1955, Rosa Parks, costurera y activista de la sección de Montgomery de la NAACP, tomó el autobús de vuelta a casa en Montgomery. Parks se sentó en la primera fila de la “sección de color” del autobús. Cuando subieron más “blancos” y tuvieron que ponerse de pie, el conductor del autobús ordenó a Parks que se trasladara a la parte de atrás. Ella se negó y se sentó junto a la ventanilla. La policía la detuvo y la acusó de violar la ley de segregación de Montgomery.

El 5 de diciembre de 1955, el día del juicio de Parks, la WCR convocó a la comunidad negra para boicotear los autobuses. Lo que empezó como un boicot de un solo día se convirtió en el Boicot de Autobuses de Montgomery, que duró 381 días.



Alabama, 1956

El 1 de febrero de 1956, Fred Gray presentó la demanda Browder contra Gayle ante el Tribunal de Distrito de EE UU. Los demandantes eran Aurelia Browder, Susie McDonald, Mary Louise Smith y Jeanetta Reese (Reese abandonó el caso por amenazas de muerte). Gayle era la Alcaldesa de Montgomery.

El 5 de junio de 1956, el Tribunal de Distrito de EE.UU. dictaminó que la segregación de pasajeros blancos y negros en los autobuses de Montgomery violaba la Constitución.

El 20 de diciembre de 1956, la sentencia federal de Browder contra Gayle puso fin a la segregación en el sistema de autobuses de Montgomery, y el boicot a los autobuses de Montgomery terminó.

Hay monumentos conmemorativos de los derechos civiles y estatuas de los líderes del movimiento en casi todos los estados; he aquí algunos:

  • Monumento a los Derechos Civiles de Tallahassee
  • Monumento a los Derechos Civiles en Montgomery, Alabama. Creado por Maya Lin
  • Monumento a los Derechos Civiles de Virginia
  • Monumento Nacional a los Derechos Civiles de Birmingham
  • Monumento a los Derechos Civiles en San Agustín, Florida
  • Centro Nacional de Derechos Civiles y Humanos de Atlanta, Georgia
  • Instituto de Derechos Civiles del Interior del Sur de California en Riverside, California
  • Centro y Museo Internacional de Derechos Civiles de Greensboro, Carolina del Norte
  • Estatuas de Rosa Parks en Estados Unidos



Share:

Este artículo también está publicado en: English

Ir al contenido